¿Qué es la navidad? – Le preguntó una pequeña niña a su papá-
El papá iba a dar una respuesta muy clásica, la típica respuesta de la época en que la celebramos y de acuerdo a lo que cada quién cree al respecto (nacimiento de Jesús, llegada de Santa Claus, Árbol de navidad, regalos, cena especial, adornos, etc.)
Sin embargo se detuvo, pensó que era una magnífica oportunidad para poder desde su corazón darle un mensaje que dejara huella en la niña y que pudiera desde temprana edad poder cimentar la forma en que ella podría ver y vivir la vida.
La navidad le dijo, está conectada con una experiencia profunda de paz, es poder llegar a esa época del año con la certeza de que todo aquello bueno que hiciste por ti y los demás fue la manera más satisfactoria en que pudiste haber vivido tu vida y es entonces cuando ahí, en contacto con tu ser, escuchándote a ti misma, esa vocecita interior te dice que el camino que elegiste caminar fue el correcto y por eso tienes alegría, te sabes y te sientes amada por todos aquellos que te rodean, en sus miradas puedes contactar con su agradecimiento por todas aquellas acciones buenas que llevaste acabo, tus ojos brillan como las estrellas en la noche, radiantes de felicidad porque el mejor regalo que podemos recibir en navidad es el amor de aquellos con quienes convivimos, es sentir en sus abrazos su fuerza, su protección, es recibir sus cuidados cuando los necesitas, es que ellos estén ahí contigo, cada quién en su espacio, pero al mismo tiempo tú en el suyo y ellos en el tuyo.
Navidad es época para observar nuestras manos y ver que es lo que llega ahí y no me refiero a los regalos que serán por supuesto una muestra del afecto que los demás te tienen, sino una oportunidad para poder volverlas a llenar, para que estén plenas de las cosas hermosas de la vida que no se pueden tocar pero si sentir y que para el próximo año podrás volver a compartir con todos aquellos que Dios o la Vida decida hacer coincidir contigo para una experiencia maravillosa de evolución mutua.
Con cariño para Ustedes
Marichu

¡Feliz Navidad!